< volver a Prensa

VARGAS LLOSA CALIFICA A DERECHA DE “CAVERNARIA” POR ABORTO Y PIÑERA REAFIRMA RECHAZO A LEY – LA TERCERA

“Quiero agradecer a mi amigo Mario Vargas Llosa por este gran apoyo (…) probablemente voy a tener que declararlo como un aporte voluntario en las cuentas de nuestra campaña”. Así inició este miércoles Sebastián Piñera su exposición en el seminario PICTON sobre el “estallido del populismo”. El ex mandatario bromeó frente a los asistentes sobre el apoyo que, minutos antes, le había entregado a su candidatura el escritor peruano.

La jornada estuvo llena de elogios entre ambos y había sido precedida por el premio por la defensa de la democracia y libertad que le entregó el martes Vargas Llosa al ex jefe de Estado. Pese a la buena relación entre ambos, durante la jornada se vieron enfrentados por la ley que despenaliza el aborto en tres causales, la que fue promulgada hace dos semanas por el gobierno.

El Premio Nobel de Literatura, en entrevista con T13, valoró la iniciativa y afirmó que “si se cree en la justicia social, si se quiere respetar el derecho de las mujeres, entonces es absolutamente fundamental”.

Junto con eso, Vargas Llosa cuestionó a quienes se opusieron a aprobar el proyecto, apuntando directamente a los parlamentarios de derecha. Sostuvo que cuando “una señora es violada, está obligada a tener el niño porque hay una derecha completamente cavernaria que no admite el aborto. Eso es una estupidez, es una barbaridad y hay que decírselo claramente a esa derecha. Que esa derecha no es liberal, esa derecha no entiende lo que son los Derechos Humanos”.

Sus declaraciones generaron reacciones de varios personeros, entre ellos del principal contendor de Piñera en las elecciones presidenciales. El senador Alejandro Guillier a través de su cuenta de Twitter, aseguró: “La derecha cavernaria que se opone al aborto según Vargas Llosa está en Chile. Sebastián Piñera anunció que si es elegido dará pie atrás”

Si bien las palabras de Vargas Llosa no fueron dirigidas a Piñera, le llegan de manera directa dado que el ex jefe de Estado ha manifestado, en reiteradas ocasiones, su postura contraria a la despenalización del aborto.

De hecho, el candidato presidencial de Chile Vamos se comprometió a realizar modificaciones a ley de llegar a La Moneda.

Aunque el escritor peruano no se refirió al tema nuevamente, Piñera fue consultado al respecto y defendió su postura.

“La esencia de la libertad es respetar las opiniones distintas, es la diversidad. Yo respeto el pensamiento de Mario Vargas Llosa, lo comparto en gran parte, pero no ciento por ciento”, dijo.

Además, recalcó que “a mí me parece que es parte de la libertad defender el derecho a la vida, porque la vida es el primer derecho que tenemos que defender y después viene todo lo demás. Por eso, nosotros somos defensores de la vida de todas las personas, incluyendo la vida del que está por nacer, por ser una persona totalmente inocente y totalmente vulnerable, que no tiene más defensa de la que podemos darle los que creemos en la libertad y los que creemos en la vida”.

En tanto, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, criticó las palabras del escritor. “Probablemente esa verborrea sea fruto de su talento literario, pero creo que no corresponde zanjar diferencias que no están superadas en ninguna parte del mundo con una descalificación de esa magnitud”, dijo.

Populismo

Durante su intervención en el seminario, el ex presidente Piñera habló acerca del “estallido del populismo”. El abanderado planteó que las causas de éste son diversas y expresó que “los falsos progresismos de Chile se refugian bajo consignas que a veces parecen atractivas, lo mismo con las dictaduras que van quedando en nuestro continente”.

Además, al igual como en otras exposiciones que ha realizado, Piñera aseguró que “Chile tuvo un periodo extraordinariamente exitoso entre el año 86 y el año 2003” y que el segundo gobierno de la Presidenta Bachelet “quiso romper esta tendencia de progreso que Chile venía mostrando”.

Durante sus intervenciones, Vargas Llosa y Piñera también discreparon respecto a la situación del país. Mientras el primero señaló que “a Chile le ha ido extraordinariamente bien”, el ex jefe de Estado, insistió en que en este periodo “los motores se han ido debilitando”.