< volver a Prensa

GUILHERME PAIVA, DIR. EJECUTIVO DE MORGAN STANLEY EN LA REGIÓN, EXPONDRÁ EN SEMINARIO PICTON-“EL MERCURIO”: “EN 2014 SERÁ MUY DIFICIL QUE EL CONJUNTO DE MERCADOS DE LATINOAMERICA SUPERE AL S&P” – EL MERCURIO

Desde Wall Street, el experto analiza la posición del Cono Sur y  de México para  enfrentar un cambio de rumbo por parte de la Fed, asegurando que “hay recursos” en la región para contener la volatilidad.

Cuanto todos esperaban predecir el próximo movimiento que tomaría la Fed sobre su política de estímulos, aparecieron las sorpresas y, con ello, la incertidumbre entre los inversionistas.

La decisión que adoptó el Banco Central estadounidense la semana pasada de mantener intacto su programa de US$85 mil millones mensuales en compra de bonos del Tesoro y del sector inmobiliario generó dudas sobre el timing que utilizará la entidad rectora para comenzar a ajustar el inmenso volumen de liquidez que entrega el mercado mensualmente. Porque todos apostaban por ver el inicio de la reducción de estímulos desde septiembre.

En ese contexto, las bolsas de América Latina no estarán exentas de volatilidad, según adelanta Guilherme Paiva, director ejecutivo y jefe de estrategias de Morgan Stanley para la región, desde Nueva York.

El ejecutivo –quien expondrá mañana en el segundo seminario “Why Nations Fail”, organizado por PICTON y “El Mercurio”- cree que la situación de la Reserva Federal en EE.UU. generará complicaciones adicionales en el Cono Sur, pero advierte que existe mayor preparación para afrontar este tipo de shock externo.

-¿Qué le parece que la Fed no haya cambiado su política de compras y haya sorprendido al mercado?

“La Reserva Federal ha sido relativamente clara en su justificación de que habrá cambios de política monetaria en la medida en que los datos económicos de EE.UU. mejoren. Claramente los mercados discuten o tienden a entender a qué nivel o cuál es la intensidad que deben mostrar esas señales económicas, pero creo que si en los próximos tres o seis meses los datos continúan repuntando, la probabilidad de que la Fed haga algo es inminente”.

-¿Cree que el impacto de las decisiones de la Reserva Federal ya está descontado en los mercados accionarios de América Latina?

“La decisión de la Fed impactó las acciones inicialmente, desde que Ben Bernanke (presidente del ente rector) adelantó en junio que vendrán ajustes.  Sin embargo, esa situación no cambia tanto los fundamentos de los emergentes ni de América Latina. Creo que el gran problema que hay es la diferencia de crecimiento de la economía de Estados Unidos con el resto del mundo se está achicando.

“El repunte económico del país norteamericano genera también mayores  influencias para que las tasas de interés suban, lo que pone presión sobre el tipo de cambio de los emergentes”.

-Pero todo indica que la tendencia de recuperación de Estados Unidos continuará extendiéndose. ¿Qué opciones les quedan s los emergentes y a las economías de América Latina?

“Creo que la solución para el futuro de los emergentes está en sus propias manos. Lo que tienen que hacer es, básicamente, continuar con sus reformas estructurales para que así logren expandirse económicamente de forma sostenible en los próximos años”.

-¿Están preparados los mercados de la región para afrontar los shocks de un cambio de política monetaria por parte de los principales bancos centrales del mundo?

“Hay dos grandes diferencias con el pasado. Primero, que los nidos de endeudamiento de los actores corporativos latinoamericanos son más bajos que en el pasado, algo que ayuda para fortalecer sus balances. El segundo punto es que los países de la región (Chile, Colombia, Perú, México y Brasil) ahora poseen un colchón de reservas internacionales superior al que exhibían diez o quince años atrás”.

“América Latina tiene recursos para que, en un momento de crisis global o incremento de volatilidad, los inversionistas extranjeros no se desesperen y se evite además un impacto tan fuerte de devaluación sobre sus monedas”.

Rendimientos bursátiles

-Tomando el actual desempeño de los mercados emergentes y desarrollados, ¿cree que en el próximo año los rendimientos de Wall Street se mantendrán superiores respecto de los de América Latina?

“En 2014 será muy difícil que el conjunto de mercados de Latinoamérica supere al S&P 500, porque Brasil, que tiene el 65% del peso bursátil de la región, debe hacer un ajuste de su economía. El próximo año será también época de elecciones presidenciales en ese país, por lo que es un año muy difícil para realizar reformas”.

“Quizás podríamos ver progresos en México, Colombia y Perú, pero si no tenemos progresos en Brasil, es muy difícil que la región, como un todo, tenga un mejor desempeñó que el mercado norteamericano. Para los emergentes es lo mismo si no se equipara el ritmo de crecimiento que obtuvieron durante los últimos diez años”.

-Entendiendo este escenario, ¿cuáles son los países y sectores más atractivos para invertir en América Latina?

“Para los inversionistas que tienen un largo plazo se puede dividir la región entre los países que están haciendo las reformas estructurales y aquellos que no. En la región claramente México está adoptando un papel muy fuerte, con varias reformas aprobadas en el último año en áreas como la tributaria, financiera y energética. En estos dos últimos sectores hay muchas oportunidades de invertir en empresas”.

“Además, hay que destacar que en los últimos dos o tres años Colombia y Perú han hecho muchos avances en esos ámbitos”.

-¿Y cómo ve el atractivo de Chile?

“Es un mercado que hoy tiene tres preocupaciones mayores. Están los riesgos de que los precios de la energía se incrementen de forma importante, perjudicando la competitividad de la economía chilena”.

“Lo segundo es China, aunque eso no lo puede dominar el país; y el tercero, es la posibilidad de aumentos de impuestos corporativos en 2014, que impactaría negativamente los resultados de las empresas”.

China: Desaceleración pausada de su crecimiento

Además de las decisiones que adopta la Fed, China emerge como el otro “motor” que condiciona el rendimiento de los mercados bursátiles de América Latina.

En el año, las acciones del MSCI de la región han rentado -10% -versus los 19% del S$P 500 y 17% del Dow Jones, de Wall Street-, debido a la desaceleración del gigante asiático. Un elemento que ha desencadenado un menor consumo de materias primas y un efecto negativo para las empresas del Cono Sur que operan en ese sector.

En ese sentido, Guilherme Paiva analiza la situación de la segunda economía del mundo y proyecta un menor ritmo de crecimiento progresivo para ese país en los próximos dos años.

“Hemos visto que los datos de algunos meses son más optimistas, ya que han mostrado una estabilización y un repunte de la economía china. Creo que es factible hablar de que ese país no crecerá a un ritmo tan fuerte como lo hizo en la última década, ya que no necesita invertir en tanta infraestructura”, indica el ejecutivo.

Paiva proyecta que la potencia asiática –mayor consumidor de materias primas, demandando el 41,6% de la producción global- crecerá 7,6% este año, 7,1% en 2014 y 6,9% en 2015.

“El mejor escenario que podemos tener es una desaceleración gradual de la economía china, para que así se obtenga un ritmo de crecimiento más sostenible y más sano en medio de una transición hacia un driver de consumo más fuerte desde un driver de inversión”, apunta.

El experto advierte que la situación del “gigante asiático” afectará a la región como un todo y pondrá una traba sobre el desempeño económico de las dos potencias latinoamericanas: Brasil y México. “La brecha de crecimiento entre ambos no será muy amplia. Pero, sin duda, México liderará el crecimiento regional en los próximos tres años”, advirtió.