< back to Press

PICTON CUMPLE 10 AÑOS Y PROYECTA SU EXPANSIÓN – EL MERCURIO

Firma fundada por Matías Eguiguren, José Miguel Ureta, Gregorio Donoso y Augusto Undurraga

PICTON CUMPLE 10 AÑOS Y SE PROYECTA SU EXPANSIÓN:

“México es un tremendo desafío y estamos esperando ingresar a Brasil”

La firma de asesoría financiera cuenta con mas de US$ 11 millones en activos bajo administración y distribución. Con oficinas en Chile, Perú y Colombia, los socios repasan la primera década y proyectan la expansión de los próximos 10 años. Aunque han tenido ofrecimientos, descartan vender. Sobre la coyuntura advierten del impacto de las reformas tributaria y de pensiones en el mercado de capitales.

A 2.416 kilómetros de Santiago se ubica la isla Picton, en el archipiélago de Tierra del Fuego, extremo austral de Chile. La soberanía de esta y otras islas fue el centro del conflicto del Beagle entre Chile y Argentina, a fines de los años 70, que tuvo al borde de la guerra a ambos países y se pudo evitar gracias a la mediación del Papa Juan Pablo II.

Lo significativo de ese territorio insular para nuestro país, su posición estratégica en el canal Beagle – entre el océano Pacífico y el Atlántico -, junto con la pasión y el esfuerzo que demandó para Chile defender su soberanía, fueron las razones que motivaron a Matías Eguiguren, José Miguel Ureta, Gregorio Donoso y Augusto Undurraga a nombrar Picton a la empresa de asesoría financiera que fundaron hace una década.

Enfocada en clientes de alto patrimonio y clientes institucionales, el repaso de los primeros 10 años de Picton da cuenta de un crecimiento exponencial, que ha situado a la firma como el líder en la industria en esas dos áreas de negocios. Con más de US$ 11 mil millones en activos bajo administración y distribución, hoy Picton cuenta con 11 socios y más de 50 personas trabajando en las oficinas de Chile, Perú y Colombia. Además cubren México a través de una alianza con azteca 414 Capital.

“La realidad superó las expectativas, nos quedamos cortos”, dice Augusto Undurraga, al hacer el balance de esta etapa. Pero los socios, lejos de conformarse, quieren ir por más, y ya proyectan la próxima década. Apuntan a profundizar su internacionalización, para lo cual evalúan un posible arribo al gigante Brasil.

Para conmemorar la primera década, Picton ultima detalles de su tradicional seminario anual – que organiza en conjunto con “El Mercurio” y que se realizará el 17 de octubre – y como es habitual, esta vez contará con u speaker de nivel mundial: David Cameron, ex primer ministro británico. “Será muy interesante escucharlo sobre su experiencia con el Brexit, justo cuando Chile efectuó hace poco un plebiscito. Además viene en un momento clave para Reino Unido con la conformación de un nuevo gobierno”, menciona José Miguel Ureta.

En versiones anteriores, los invitados estelares han sido el escritor peruano y premio nobel de literatura Mario Vargas Llosa, el expresidente del Gobierno de España Felipe González y el exdirector de la CIA general David Patraeus, entre otros. “Siempre pensamos este seminario como una manera de hacer aporte trayendo un speaker de categoría mundial”, destaca Matías Eguiguren, para explicar la génesis del evento. José Miguel Ureta complementa. “Fue concebida como un evento de calidad que nos diferenciara. Traer connotados economistas o exministros de Hacienda no era lo que queríamos, porque en un mundo globalizado, la posibilidad de que un economista diga algo nuevo es cercana a cero”.

El modelo de negocios y la renuncia grupal
Antes de dar vida a Picton, los cuatro fundadores tenían alfo en común: una destacada trayectoria y vasta experiencia en el mercado financiero, en las áreas de banca privada, inversiones y distribución institucional.

Gregori Donoso y Augusto Undurraga eran socios de LArraínVial; José Miguel Ureta se desempeñaba como gerente de inversiones de Consorcio, y Matías Eguiguren había sido y director de Delfín Capital.

Algunos de ellos los unía, además, una amistad. Matías y Gregorio se conocían desde los cinco años, como compañeros del Colegio Tabancura; a su vez, Gregorio y Augusto llevaban trabajando juntos desde 1995, forjando una amistad y convirtiéndose en “compadres”, y Marías y José Miguel se conocían en el plano profesional.

La idea de dar vida una boutique financiera había sido conversada muchas veces entre algunos ellos en distintas ocasiones, pero a mediados de 2011 comenzó a tomar forma. “La idea estaba dando vueltas, pero concretamente, la puso sobre la mesa Matías. Los dos habíamos conversado antes a nivel teórico sobre cómo pensábamos que debían ser el mercado, el manejo de los conflictos de interés, etc. Muchas veces pensamos: qué choro sería poder ayudar a las familias en materias de inversión, con una administración eficiente y personalizada, sin productos propios, sin el esquema tradicional”, rememora Gregorio Donoso.

Ya estaban embarcados en el proyecto Matías, Gregorio y Augusto. Faltaba una pieza clave. “Matías dijo: “Ya somos tres, pero necesitamos a alguien experto en inversiones””, recuerda Gregorio. “Y ahí propuso a José Miguel Ureta”, acota Augusto.

“No lo conocíamos, nos encontramos todos por primera vez en mi casa, en un desayuno a las 07:00 hrs. el 17 de junio de 2011”, cuenta Gregorio.

A esa primera reunión le sucedieron varias más, para lo cual iban rotándose en las casas de cada uno, en las mañanas o en las noches, hasta altas horas de la madrugada. Hacia finales de junio de 2011, ya estaba claro cuál sería el modelo de negocios: “Las dos cosas que queríamos hacer eran un multi family ofice- administración de activos financieros a familias de alto patrimonio- y distribución de productos de inversión – activos alternativos y fondos mutuos internacionales – para inversionistas institucionales. Ahí se iba a sostener el negocio”, detallan.

A fines de agosto y los primeros días de septiembre del 2011, los socios tomaron una decisión relevante: pusieron la fecha para el estreno de Picton en el mercado: 1 de marzo de 2012. En ese momento, también surgió una tercera determinación. “Nos convencimos de que no podíamos seguir trabajando en lo que estaba cada uno, por que la cabeza y la pasión estaban puestas en otro lugar”, cuenta Gregorio.

Acto seguido, y cuadno el calendario ya marcaba 12 de septiembre de 2011, se pusieron de acuerdo a renunciar juntos.

“Nunca concebimos nuestro negocio como competencia para las empresas en las que estábamos hasta ese momento, por que siempre lo pensamos como un multi family, no era una banca privada, que tiene otro tipo de servicios. No aspirábamos a tener entre 1.000 a 2.000 clientes, nosotros queríamos 50”, menciona Ureta.

Gregorio y Augusto se quedaron en LarraínVial hasta el 30 de septiembre. José Miguel permaneció en su puesto en Consorcio hasta finales de ese 2011, y hoy recuerda una anécdota. “Pedro Hurtado, uno de los socios de Consorcio, me dijo “Cuatro socios es complicado, uh, no es fácil”

Hoy, con la perspectiva del tiempo, Ureta subraya que la clave en el exitoso engranaje de Picton ha sido justamente la relación entre los socios. “Los negocios pueden ser buenos, malos, regulares, pero si tienes una mala relación societaria, no hay resultado económico que compense eso. Y la verdad es que logramos algo que es bien único que es la complementariedad en skills”.

Así como cada socio aporta según sus habilidades y atributos: “Gregorio y Augusto aportan la confianza, la transparencia, la amabilidad, la gentileza que es la puerta de entrada fundamental para un negocio que es de confianza; Matías es el músculo, el empujo, la visión, el marketing, hemos logrado un posicionamiento de marca que es bien única en estos 10 años; y yo el análisis, la frialdad, la objetividad, la imparcialidad en la toma de decisiones, sin dejarse llevar por las emociones, más racionalidad”, enumera Ureta.

Se repartieron los roles según las aptitudes y el expertise de cada uno: Augusto y Gregorio a cargo del tema comercial multi family, José Miguel comandando las inversiones, y Matías enfocado en distribución.

“Al final, la visión común y el compartir valores son la amalgama que mantiene a Picton único, y eso nos ha permitido siempre tomas las decisiones con el foco puesto en el cliente”, recalca Ureta.

Oficina prestada y el debut

Ente octubre y diciembre de 2011, los nuevos socios comenzaron a diseñar en el detalle de la arquitectura de Picton. Se consiguieron una oficina prestada, en calle Nueva Costanera. En noviembre de ese año, recuerda Matías, junto con Gregorio y Augusto viajaron a Nueva York a tratar de seducir a potenciales clientes. “Tuvimos 30 presentaciones”, relata.

Luego vino la búsqueda del nombre, el que debía cumplir con tres requisitos previamente definidos. “Tenía que ser autóctono chileno, corto y que se pronunciara de la misma forma en español y en inglés”, recuerda Augusto. José Miguel complementa. “Queríamos ponerle un nombre que fuera algo geográfico de Chile, y muchos de esos nombres ya están tomados en el registro de marcas: Aconcagua, Grey, Tyndall…Ahí llegamos a isla Picton, muy representativa de nuestra historia”.

La escritura y la constitución, “el acta de nacimiento de Picton”, data del 1 de enero del 2012. A reglón seguido, ese mismo mes se fueron todos de vacaciones y el 1 de marzo, a las 8.30 abrieron la ofician en el piso 12 de un edificio ubicado en Magdalena 140. A los socios se unió un equipo conformado por Matías Ruitort, José Luis Vergara, Paulo Tisi quienes el quinto año se incorporaron como socios.

Más México y Brasil en la mira

La oficina de magdalena les quedó chica a Picton y a los 4 años se cambiaron a Apoquindo donde completan seis años y medio. “No veníamos con una mochila de clientes, sí conocíamos a mucha gente”, comenta Gregorio, “pero tuvimos un espaldarazo que nos dieron familias grandes”, acota José Miguel, y hacer hincapié en un hito importante en la ruta Picton: “Pese a no estar obligados por ley, decidimos regularnos, a través de una AGF formal, con supervisión de la CMF”, menciona.

La internacionalización fue el siguiente paso. Inicialmente, cubrían Perú y Colombia desde Chile, pero cuenta Matías, “nuestros competidores locales tenían oficinas en esos países”.

Perú fue primero, en 2018, luego siguió Colombia, en 2019. Justo antes de la pandemia, Matías viajó a México para explorar la opción de instalarse en el país azteca, “pero nos dimos cuenta de que la cultura e idiosincrasia locales son tan dominantes, que optamos por asociarnos con un player local, 414 Capital, líder en estructuración y colocación de fondos para terceros”, cuenta.

¿Y Brasil? Matías responde. “Es un mercado que siempre hemos mirado, pero en ese país la regulación a los fondos de pensiones invertir en activos alternativos en el extranjero, entonces estamos esperando el momento en que la regulación nos permita entrar a ese mercado, y con eso ya cubriríamos toda la región”

¿Ir más allá de la región? “El expertise nuestro es Latinoamérica, y acá le mercado para los inversionistas institucionales extranjeros, para los fondos alternativos, es muy grande. Es un mercado nuevo, Chile partió hace 10 años, seguido por Colombia y Perú, y en los últimos 5 años se sumó México, y Brasil todavía no parte. Es un mercado inexplorado, al que le queda mucho por crecer”, apunta Matías.

Del total de colocación que manejan, los US$ 11 millones, US$ 2 mil millones provienen del negocio de multi family y los otros US$ 9 mil millones corresponden al negocio institucional, que se divide en activos alternativos y fondos mutuos, y distribución de fondos de terceros. Hoy, el negocio de multi family principalmente está en Chile, mientras que en el negocio de distribución de fondos, el 60% lo aporta Chile, el otro 30% Colombia y el 10% Perú.

José Miguel hace una aclaración: “Toda nuestra administración es patrimonio discrecional, es decir, tenemos administración delegada, los clientes nos dan un mandato para que tomemos las decisiones de inversión, Muchas familias nos han pedido ir a sentarnos a sus comités y asesorarlos o darles una visión económica, y ese modelo no es nuestros ADN. Nosotros somos gestor de inversiones, por lo tanto, es un negocio de mucho valor e involucramiento”.

Un tema zanjado es mantenerse en las dos áreas de negocios que hoy manejan. El crecimiento futuro vendrá por dos vías. Una de ellas, el área de multi family, que están reforzando. “Incorporamos nuevos socios ene l área de multi family, Sebastián Arancibia y Vicente Ariztía, además de Patricio Mebus en el negocio de Distribución Institucional. Estos tres nuevos socios además de Juliana Pacheco que había sido incorporada como socia el 2019 a cargo de la oficina de Picton en Colombia, completan los 11 socios actuales.

Potenciar la internalización es otro pilar de la futura expansión. “Queremos profundizar aquellos países donde hoy no tenemos una llegada tan fuerte. México es un tremendo desafío, que requiere de mayor profundización, y estamos esperando que la regulación nos permita ingresar a Brasil. En Latinoamérica los fondos de pensiones administran US$ 700 millones, de los cuales Chile, Colombia y Perú representan, a la fecha, US$ 300 mil millones. Por lo tanto, nos queda un mercado gigantesco por cubrir”, destaca Matías.

Augusto complemente. “Sentimos que el modelo de multi family office se validó. Cuando partimos era incipiente, no se conocía, y hoy cualquier inversionista de alto patrimonio, sobre todo con la volatilidad del mercado, necesita una asesoría independiente. Por eso, creemos que el crecimiento nuestro debería potenciarse más en estos próximos años”. Gregorio entrega un dato: el crecimiento ha sido orgánico estos años, expandiéndose a tasas de entre el 15% y el 20% promedio anual.

Picton no se vende

Tras el éxito alcanzado estos 10 años, ¿se vende Picton? José Miguel es categórico. “Se nos han aproximado, pero esta es una empresa chica con una cultura muy única y un modelo muy único, y si vendemos lo pondríamos en riesgo”. Gregorio agrega. “Decidimos, desde el origen, que el que no trabaja en Picton todo su tiempo no puede ser socio de Picton. Aquí no hay socios que van a la reunión de directorio a ver cómo viene el dividendo, todos trabajamos full time acá. Y eso lo puede quebrar si llega un gran banco de afuera”.

Por ahora, la decisión es, llegado el momento del relevo, darles paso a futuras generaciones. Aunque con dos reglas predeterminadas. Lo primero, “es que ningún hijo, por estatuto, puede trabajar en Picton para que no haya competencia desleal con otros profesionales. Y, lo segundo, “es que el día que un socio fundador se retire, por estatuto está obligado a vender su participación a los otros socios, a un precio determinado”, enfatizan los fundadores.

“La propensión a sacar dividendos y generar patrimonios financieros o reales fuera de Chile va a seguir

-Entre marzo de 2021 y marzo de 2022 salieron de Chile US$ 19.200 millones. ¿Ese flujo podría seguir?

José Miguel Ureta: “Las familias y las fortunas en chilena mantuvieron un porcentaje muy relevante de su patrimonio en Chile, lo que no ocurría en el resto de Latinoamérica. Percibían que las oportunidades de negocios en Chile eran buenas, el sistema tributario era predecible, el riesgo país, la institucionalidad y las reglas eran claras y definidas. Y tenían el 90% de su fortuna invertido en Chile. Eso cambió, y va a seguir cambiando, pues todavía el porcentaje promedio que los altos patrimonios tienen en Chile es más alto que el que quisieran tener, entre n 60% a 70%. La propensión a sacar dividendos y generar patrimonios financieros o reales fuera de Chile a seguir, es una tendencia a estar diversificado.

Los grupos económicos más que a vender la empresa, se han ido desprendiendo de activos de la empresa, que hoy están muy bien valorados, como lo que vimos esta semana con Saam. Es una señal de que los activos en Chile están baratos, y prueba de ello son los precios a los que han venido extranjeros a comprar esos activos, por ejemplo, lo que se pagó por data center, fibra óptica, el negocio de transmisión, hay apetito en todo lo que tenga olor a infraestructura.

– ¿Y en acciones?

“Vemos que han sufrido de manera importante el impacto del alza de tasas, pero todavía creemos que los márgenes de las empresas debieran contraerse, por el alza de los costos han seguido incrementándose y va a ser cada vez más difícil traspasar a los clientes el alza. Por lo tanto, los márgenes de las compañías deberían contraerse y el mercado puede sufrir una revisión, volatibilidad y mínimos.

Este año Latinoamérica ha sido grito y plata. En el margen, es menos atractivo, por que Latinoamérica está más cara. El mundo ha caído 20
% arriba en pesos, y en dólares 15%”.

Reformas y su impacto en mercado de capitales: “El mayor riesgo es que no se retome la inversión”

– ¿Cuál es el riesgo para el mercado de capitales de las reformas tributarias y de pensiones?

José Miguel Ureta: “El mayor riesgo es que no se retome la inversión. El ajorro es fundamental y en la reforma tributaria hay que generar incentivos para que exista el ahorro, que es el financia la inversión. Si penalizo el ahorro – que es el que financia la inversión que genera empleo y actividad-, fomento el consumo ir a buscar lugares que sean más beneficiosos. Y no se trata de no pagar impuestos, sino de que sean un sano equilibrio respecto de la realidad de otros países”.

– ¿Qué opinión tienen de la indicación de diputados del llamado impuesto “Robin Hood”, tributo progresivo a las transacciones financieras para contribuyentes de alto patrimonio?

José Miguel Ureta: “Es una lápida definitiva al mercado de capitales, el acta de defunción. Hoy el coso de las transacciones bursátiles es de 0.1% imagina cobrar el 0.3% o el 0.5% es un monto 5 veces mas de lo que cobra la comisión de corredor.

El impuesto a la riqueza es otro, pero bueno, la riqueza se mueve. Para el mercado de capitales, la reforma de pensiones es más relevante. Las AFP son gigantescas en el mercado de los capitales, y lo que ha pasado con el encarecimiento de los créditos hipotecarios, las alzas de tasas, está asociado a eso”.

– ¿Qué impacto ven con la reforma de pensiones?

Matías Eguiguren: “Es fundamental aprobar la reforma previsional, de modo de incrementar la contribución mensual de los empleados e independientes. La única manera de mejorar las pensiones de los chilenos es incrementando el porcentaje de contribución mensual, idealmente igualar la edad de jubilación de las mujeres a la de los hombres y mejorar los retornos de los fondos de pensiones, incrementando los límites para invertir en activos alternativos.

En Chile, sólo un 4% de los fondos están invertido en esta clase de activos. En Estados Unidos los fondos de pensiones privados invierten por sobre el 20% en esta clase de activos e incluso inversionistas institucionales sofisticados superan el 50%.

En Chile estamos muy atrasados en este tema. Solo como ejemplo, el programa de activos alternativos de fondos de pensiones desde que empezaron invirtiendo el año 2012 he rentado un 23.4% en pesos y 17.3% en dólares, muy por sobre el promedio de los fondos de pensiones para este mismo periodo de 7.7% y 3.1% en dólares.

El foco de la propuesta de pensiones apunta a sacar la administración de las cuentas y pasarlas al ISP, con riesgo sistémico asociado, por que manejará el 100% de las cuentas. Y el otro es el riesgo político”

-Eso en administración, pero el Gobierno ha dicho que en la inversión va a haber libertad de elección, en el 10% al menos.

“Estoy abierto a que haya un AFP estatal, que entren nuevos competidores a la industria, no solo desde el punto de vista de disminuir los costos, si no desde la perspectiva de aumentar las rentabilidades y alternativas. Si aumentamos un 1% la rentabilidad de los fondos al año, eso implica aumentar un 30% las pensiones de los chilenos. El foco en vez de estar puesto en mejorar las inversiones está puesto en reducir los costos, con un riesgo político gigantesco,

El tema aquí es que cada persona que ahorra durante toda su vida tenga la libertad de elegir quién le administra sus ahorros y que ese ahorro sea heredable”

-En este mundo volátil, con una economía global en franca desaceleración, ¿dónde están las oportunidades de inversión, dónde refugiarse?

“A nivel global, nunca había visto un escenario donde es posible tener un retorno razonable corriendo un riesgo tan bajo. Este año resurgieron dos cosas; la inflación y el riesgo geopolítico. Eso nos llegó a un mundo donde hoy día puedo comprar bonos del tesorero americano con tasa real positiva, eso es muy potente, y esa certeza no la teníamos hace mucho tiempo. Hay demasiado inversionista global que no necesita correr los riesgos que corría antes para lograr los retornos esperados. Vamos hoy bonos latinoamericanos de Celulosa Arauco al 7%, al 21030. Hoy la renta fija está extraordinariamente bien”