Trigger

Noticias

28 septiembre, 2017

PIÑERA, EN FORO CON VARGAS LLOSA: “NO SOMOS INMUNES A RETROCESOS SI SE CAMBIA EL RUMBO” – EL MERCURIO

Ex mandatario y escritor coincidieron en el encuentro “El estallido del populismo”. Ambos destacaron el ejemplo de Chile en la región, pero Piñera enfatizó que en este gobierno “se ha debilitado”.

“Agradezco a mi amigo Mario Vargas Llosa por este gran apoyo, que valoro y que probablemente voy a tener que declarar como  aporte voluntario en las cuentas de nuestra campaña”. Así ironizó el ex presidente Sebastián Piñera, luego de que el premio Nobel de Literatura elogiara en al menos dos pasajes de su discurso la gestión del ex Mandatario, llamando a “devolverlo a la presidencia”.

“Es muy importante que los chilenos se movilicen para que ese modelo que está dando tan buenos resultados hasta ahora no vaya en ningún caso a retroceder y desplomarse. Con Sebastián Piñera en el poder esto está garantizado”, había dicho el escritor al concluir su alocución.

Tras un encuentro privado, ambos expusieron en el foro “El estallido del populismo” organizado por PICTON, en colaboración con “El Mercurio”, a raíz del libro homónimo del hijo del escritor Álvaro Vargas Llosa.

Durante casi dos horas, ambos analizaron la amenazada del populismo en el escenario mundial y especialmente en América Latina, ante la presencia de ex ministros y ex colaboradores del gobierno de Piñera – entre ellos, Alfredo Moreno, Felipe Larraín, Harald Beyer, Juan Andrés Fontaine y Cristian Larroulet- y destacadas figuras del mundo empresarial.

En ese marco, Piñera abordó en contexto que vive el país, reiterando su tesis sobre el error de diagnóstico de la Nueva Mayoría que la llevó a impulsar “malas reformas”.

“So pretexto de una igualdad que busca básicamente igualar hacia abajo, quitar los patines, se han hecho reformas que en mi opinión tienen y deben ser corregidas porque están mal diseñadas, mal inspiradas y muy mal implementadas”, dijo sobre la Educación.

Asimismo, señaló que de la reforma tributaria, “se nos dijo que no iba a afectar el crecimiento ni la inversión ni la productividad, ni a la clase media, pero nada de eso se ha cumplido”.

“La pretensión de recaudación de ocho mil millones de dólares se ha visto más que compensada por la pérdida de recaudación, producto del impacto negativo del crecimiento que esa misma reforma tuvo”, criticó el ex Presidente, indicando que estos cambios, “sin duda, son parte de este diagnóstico equivocado e ideología equivocada”.

Construir sobre lo anterior

En la línea del error de diagnóstico de la actual administración, Piñera volvió a resaltar el periodo de la Transición en Chile, argumentando que se dejaron atrás los logros de esos años.

“Durante ese periodo recuperamos nuestra democracia en forma ejemplar, fue una transición inteligente que permitió a Chile hacer esa transición sin pagar los costos gigantescos que estas transiciones significan y que muchas veces dan origen a democracias débiles que a poco andar tropiezan”, afirmó.

Ante ello, señaló que, “a pesar de todos estos logros”, la Presidenta Michelle Bachelet “quiso romper con esta tendencia de progreso y que hace a personas como Vargas Llosa afirmar que Chile prácticamente había dejado América Latina.

“La verdad es que habíamos avanzado mucho, pero no estamos inmunes a grandes retrocesos si se cambia el rumbo y se aplican políticas equivocadas”, aseguró el candidato. Así dijo que no debe existir la lógica de la retroexcavadora, “porque los gobiernos tienen que construir sobre lo que han construido los anteriores”.

Entre los “errores” de la Nueva Mayoría mencionó que se creyó que el país estaba “descontento y avergonzado de esos casi 30 años de progreso y que la voz de la calle, que siempre son extremos y poco reflexivos, representaba el sentimiento de las mayorías que normalmente son mucho más reflexivas y mucho más prudentes”.

“Los llevó a avergonzarse de lo que ellos mismos habían contribuido a construir; creer que el Estado tiene que ser el gran  protagonista de la sociedad y que la sociedad tiene que subordinarse a estas guías que determina el Estado como el hermano mayor que tiene que tomar todas las grandes decisiones. Con eso lo que logró fue ahogar, apagar, asfixiar lo que más fuerte y poderoso que tiene la sociedad, que es la fuerza de la libertad”.

Líderes de América Latina

Aunque Vargas Llosa resaltó a Chile como un ejemplo dentro de la región, Piñera matizó ese análisis, diciendo que, “sin duda es un gran país”, que dio un gran salto, “pero los motores se han debilitado”.

“Los países cuando pierden el norte la ambición de liderar, de aprovechar sus  oportunidades, es como subir un cerro; todos los andinistas saben que si uno empuja un carro pero lo suelta a la mitad de la ladera se viene abajo. Esa es la principal preocupación de un países que ha perdido su voluntad, sus ganas  y su exigencia”, afirmó.

Por eso, dijo que buscaría revertir dicha tendencia. Finalmente, el exmandatario indicó que “cuando las cosas están mal” la gente alega “alguien que recupere el buen rumbo”. “Por eso es que esta elección es muy distinta a la del año 2009 y mucho más importante.

Desde el 2009 uno hablaba de fatiga, había  que revitalizar, hoy estamos de la dirección que va a tener el Gobierno”, Añadió.

 

VARGAS LLOSA: “HEMOS VISTO CÓMO EL POPULISMO HA HECHO VERDADEROS ESTRAGOS”

Tal como lo hace en el prólogo del libro “El estallido del populismo” escrito por su hijo  Álvaro Vargas Llosa hizo ayer un detallado análisis de la situación actual de los países de Latinoamérica y el rol del populismo en su historia.

“En todos los casos, las consecuencias son siempre catastróficas para los países que se dejan seducir por esos cantos de sirena del populismo”, comenzó diciendo el escritor, quien menciono ejemplos fuera de la región, como en caso de Estados Unidos y Gran Bretaña.

“El principal enemigo de la democracia es nuestro  tiempo es populismo, es una enfermedad escurridiza porque es difícil de detectar. En un principio, el populismo seduce fácilmente incluso a la sociedades más cultas, que tienen una institucionalidad y una tradición democrática sólidas”, argumentó.

En esa línea, aseguró que los grandes enemigos de la democracia ya no son el comunismo o el fascismo que “se han autoconstruido por su incapacidad para satisfacer los anhelos de las grandes mayorías que en algún momentos dejaron de encantar”.

En el plano más local, señaló que en América Latina el populismo ha hecho “verdaderos estragos” y apuntó a que, por estos días, el caso más gráfico es el del régimen de Nicolás Maduro. “El caso de Venezuela debería ser ejemplar, debería educarnos para no incurrir en la fantasía de creer que un hombre fuerte con ideas marxistas adaptadas al siglo XXI podía resolver los problemas del subdesarrollo y traer la verdadera justicia y libertad para un país. Es un canto que hemos escuchado muchas veces a lo largo de la historia, que hemos cometido la insensatez de escucharlo y de creerlo y por eso, América Latina hasta ahora ha sino el continente de las esperanzas perdidas una y otra vez, afirmó.

Pero a juicio del premio Nobel, hay experiencias rescatables en la región que “ojalá” fueran imitadas. “Hay casos de países, como Uruguay, donde por primera vez estamos viendo una izquierda sensata, que aprovecha las lecciones del pasado y deja de aplicar las recetas tradicionales de la izquierda socialista y extremista, y asuma la vedad: alojar la única política que garantiza el progreso, es decir, la política democrática y liberal”, señaló.

En esa línea, Vargas Llosa dijo que América Latina “Sabe por experiencia que no hay alternativa a la democracia liberal si se quiere realmente progresar”, ya que los que han logrado lo han conseguido gracias a ella. “No hay otra fórmula”, aseguró.

Al concluir, valoró el progreso del país: “Si hay un país que es un ejemplo de cómo se puede dar una batalla exitosa contra el subdesarrollo, es sin duda el de Chile”, finalizó.

Ir a la fuente